fbpx

Agradeciendo

Cada vez que termina un año se cierra un ciclo y se abre uno nuevo, el 2019 terminó y es muy importante buscar un espacio y darnos un momento para reflexionar acerca del tiempo vivido, de las experiencias y de los aprendizajes que este año tuvo para cada uno de nosotros, observando, aprendiendo y agradeciendo. Un nuevo año, es un nuevo comienzo y nosotros tenemos el poder de decidir cómo lo empezaremos, el agradecimiento está cargado de un energía poderosísima de abundancia y amor.

….

Agradezco la amistad, sobre todo la amistad que me ha confrontado y a la que ha sabido contenerme. Esa amistad que supera el tiempo, también a la que llegó como un regalo; a la que tiene lazos de sangre, esa amistad que vivo y disfruto diario. La amistad que ha llegado pasajera, a la que me ha regalado carcajadas y a la que me ha contagiado con sus lágrimas. A la amistad que no espero y que me sorprende. A la amistad conmigo misma, a la amistad con la vida. GRACIAS AMIGA VIDA, GRACIAS.

MARU

Agradezco todo lo que es, todo lo que soy y todo lo que tengo, agradezco a la vida, agradezco a Dios por permitirme verlo desde este lugar tan maravilloso, lleno de luz y amor, por éste despertar, por todas las oportunidades y todos los aprendizajes, por mi familia, por mis amigos, y a todos ustedes que me apoyan y ayudan en este comino de conciencia y amor.

MARGARITA

Agradezco estar en este juego tan maravilloso que es la vida y cada día que pasa me encanta más estar aquí pasando obstáculos, venciendo batallas, pero también disfrutando, y sorprendida de la transformación que he logrado en mí, gracias, gracias, gracias 2019 por tanta enseñanza y Bienvenido 2020.

BARBARA

Agradezco la vida y la belleza del respirar (como decía el maestro Claudio Naranjo). Agradezco a la madre tierra que contiene y sostiene cada uno de mis pasos. Agradezco a todos los seres vivos; a los animales y a las plantas que continuamente me están mostrando la simpleza de la vida, a todas y cada una de las personas que han pasado por mi vida siendo un reflejo de mis fortalezas y mis carencias, pues reconozco que todas y todo somos uno. Agradezco los momentos buenos que me llenan de entusiasmo por vivir y las situaciones difíciles que me impulsan a estar en un movimiento continuo de búsqueda para encontrarme. Gracias por el eterno presente lleno de posibilidades. ¡GRACIAS VIDA!.

MAJO

0 comentarios
2 Me Gusta
Publicación anterior Conversando sobre el estrés -5-Next post: Conversando sobre «El aquí y el ahora» -1-

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *