fbpx

El Arte de Rendirse

Rendirse al dolor, a la tristeza, a la duda, al miedo;   rendirse a la alegría, a la paz , a la calma, al amor. Rendirse a lo que sientes, a lo que eres, a lo que ves, a lo que es, rendirse al maravilloso momento de la existencia.

¡ Rendirse a la vida!

El arte de rendirnos es darnos cuenta que hemos crecido luchando continuamente, siempre tratando de lograr, obtener, pertenecer, demostrar, ser reconocidos, aceptados… en una batalla incansable ante  los demás, ante nuestro propio personaje, ante la vida misma.

Que liberador es poder decir me rindo, hacer una pausa, observar y permitir. Aceptar el momento tal cual es, sin juicios.

Rendirse es aceptación mas no cobardía, rendirse es despejar el camino para que lo que es, sea. Porque todo es perfecto, porque todo es maestro, ¡Porque todo es!.

Rendirse es ponerse del lado de la vida; así como un árbol se rinde al viento, al frío, a la tempestad, al invierno para florecer más fuerte, más sabio, más vivo.

No resistas más, no pases más tiempo endureciendo tu ser, controlando lo incontrolable, tratando de dirigir lo que no es posible dirigir y resistiendo lo que sucede, lo que ya es.

No hay mayor fuerza y valentía que la del rendimiento, que la de la entrega, que la del soltar y confiar en la maravillosa perfección del SER.

Resistir y anhelar es el ego en acción, siempre alerta, siempre buscando, siempre exigiendo, siempre controlando.

La resistencia se encuentra únicamente en nuestra mente, en nuestros pensamientos, en nuestros recuerdos del  pasado, en nuestras historias sobre el futuro, lo que nos lleva a vivir ausentes de nosotros mismos, alejados, desconectados del momento presente.

Rendirse es soltar la mente, dejar a un lado los pensamientos; ahí están y al igual que llegan se van, tampoco los resistas y suéltalos con la conciencia de que no eres ellos,  eres ESO que siempre continuamente está, eres esa presencia luminosa consciente y amorosa que todo permite, que nada resiste, que es y será eternamente.

Haz una pausa y observa, detente, respira…

Respira el momento, date un instante para sentir la vida… respira, estas presente, eres esta presencia continua ¡RESPIRA!.

En el rendimiento encontramos ese espacio, ese contacto con la fuente, con a luz, con el amor.

 Es el ego quien desaparece ante la rendición, y es entonces cuando podemos experimentar el infinito amor de la presencia que somos.

….

MAJO

-La resistencia es la causa de todo sufrimiento Dios (conciencia infinita) no sabe nada de eso, no conoce resistencia alguna, todo lo permite, simplemente es-

RUPERT SPIRA

2 comentarios
67 Me Gusta
Publicación anterior Cita de Claudio NaranjoNext post: Cita de Carl Jung

Related posts

Comentarios

  • Joycelin Quispe Nishizawa

    abril 2, 2019 at 10:04 pm
    Responder comentario

    Me encantó el artículo, me gustaría recibir más información al respecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *