fbpx

La vida me sabe a victoria

Vivir, viviendo ¿Qué más podría hacer? Esta es una de las distinciones que han cambiado el punto de vista que tenía sobre la experiencia de mi vida.

Recuerdo una sesión con mi terapeuta en la que yo hablaba de aceptación y de rendición, de soltar… y ella sólo me preguntó ¿Y de vivir?; lo entendí pero no lo había podido sentir creo que aún faltaba entregarme, no sólo comprenderlo, VIVIRLO.

Y con ello, aunque es repetitivo, hablo de aceptar los sentimientos y los pensamientos que vivo, es eso ¡Vivo!; y ahí, en vivir la experiencia es dónde encuentro la sal y la pimienta, el azúcar y la miel, lo picante, lo amargo, lo ácido… lo sutil, lo pesado, la emoción, el miedo, la aventura, el peligro, lo aburrido, lo excitante, la dicha y la desgracia. ¡Cuánta vida!, ¡Cuánta vida por VIVIR!.

Me recuerda la canción «Qué bonita la vida, que da todo de golpe, luego te lo quita, a veces cuenta contigo, a veces ni te mira… ¡Qué bonita la vida! y tan bonita es que a veces se despista, y yo me dejo ser, pues ¡Tan bonita es!.» Es una belleza de canción y es una belleza entender y vivir la letra.

Y viviendo con este punto de vista ¿De qué otra manera puede saber la vida, si no a victoria?.

….

MARU

0 comentarios
37 Me Gusta
Publicación anterior Cita de KrishnamurtiNext post: Canción «Que bonita la vida» Dani Martin

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *