fbpx

Minutos solo para mi.

Quisiera poder explicarles en mis palabras lo que un ejercicio en terapia hizo por mí, mismo que ahora hago con frecuencia y me ayuda a liberar esos sentimientos atrapados y que muchas veces no era claros que estaban contenidos.

Pudiera describirlo como un grito de desahogo, silencioso, que ayuda a dar tranquilidad y paz; nos da claridad para poder aceptar nuestros sentimientos; sin darle ningún tipo de solución, solo reconocimiento.

Este ejercicio se hace cerrando los ojos en un lugar tranquilo, concentrándote en tu respiración, empezando a recorrer tu cuerpo, preguntándote ¿Qué siente cada parte de él?. ¿Cómo están tus pies?, ¿Cómo están tus piernas?, ¿Tu cadera?, ¿Tus brazos y manos?, ¿Tu espalda?, ¿Tu pecho?… Como si hiciéramos una radiografía de cada parte de nosotros.

Al ir recorriendo notarás que en alguna parte sentirás algo diferente, a mi siempre me pasa en la espalda, pareciera que mi mente pudiera ver un color diferente en ella…

¡Ahí! ¡Dónde tú lo sientas!, concéntrate en esa parte, respira las veces que sean necesarias ¡Imagina!, empieza a decir en voz alta o en tu mente ¿Qué sientes?, miedo, inseguridad, impotencia, injusticia, desamor, falta de control, falta de reconocimiento, angustia. ¡Ponle el nombre que sea!

Termina respirando y abriendo los ojos… ¡No sea que te vayas a tropezar! jaja…

De verdad espero que les ayude este pequeño ejercicio que te lleva poco tiempo y es muy fácil de hacer. Lo que no quiere decir que su propósito sea pequeño, al contrario, encuentras después de hacerlo mucha paz y claridad.

….

MARGARITA

1 comentarios
41 Me Gusta
Publicación anterior Cita de Ram DasNext post: Cita de Byron Katie

Related posts

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *