fbpx

Tenemos derecho a sentir

Hace ya mucho tiempo cuando empecé este camino de encuentro conmigo misma fui descubriendo lo desconectada que estaba de mis propias emociones, cómo había vivido reprimiendo los sentimientos incomodos y los que consideraba no adecuados; no me permitía sentir tristeza, enojo, ira, rencor etc.. generando así muchísima represión y ansiedad

Y fue parte de mi proceso de sanación empezar por reconocer lo que sentía y aprender a sentirlo sin culpa, sencillamente dejarme sentir, dejar salir sentimientos y emociones reprimidas por años y años… no llores, no te enojes, no estés triste, no es para tanto, tranquilízate, etc..

NO SIENTAS es el mensaje que recibimos desde que somos niños. Y así es como vamos creando en nosotros un escudo de resistencia a sentir lo que sentimos para poder encajar en un sistema social y “ser aceptados”

¿Y qué pasa?

Nos convertimos en adultos reprimidos que no sabemos sentir, no sabemos sentirnos y ni siquiera sabemos lo que sentimos. Tenemos miedo a sentir tristeza, miedo a sentirnos vulnerables, miedo a sentirnos enojados, miedo incluso a sentir amor. Esta resistencia a sentir genera muchísima tensión en  el cuerpo y altas dosis de ansiedad y no nos damos cuenta de que la resistencia misma es la causa de todo sufrimiento.

¿Te sientes identificado con esto?

El permitirte sentir es cuidarte, es amar a la niña o al niño que hay en nosotros, aquel que por diferentes circunstancias de la vida no le fue permitido sentir lo que sentía.

Hoy estás aquí para sostenerte a ti mismo y para regalarte una buena dosis de compasión, para regresarte tu derecho a sentir. Y con esto no me refiero a sentarte en el lugar de la víctima y sumirte en la historia de pobre de mí que mal me ha tratado la vida. No, es simplemente darte la oportunidad de observar lo que sucede, de dejar que lo que está pasando en ti fluya y permitir que esas emociones prohibidas salgan.

 ¡Es tan liberador!

Es un proceso de sanación liberar al miedo, a la ira, al enojo y a la tristeza; es aprender a cuidarte, a quererte y a sostenerte. Es una locura querer vivir en paz cuando hay tantas emociones reprimidas, date la oportunidad de observar esas emociones, de dejarlas salir, de estar ahí para ellas, estar ahí para ti.

Al no permitirnos sentir, las emociones quedan guardadas en el fondo de nuestro ser y no desaparecen, es como si estuvieran dormidas y en cualquier momento pueden despertar y aparecer en diferentes situaciones, nos toman, nos manejan y hacen uso de nosotros en cualquier momento generando ansiedad, amargura, rencor e incluso enfermedades.

Cuando alguna emoción rechazada llegue a ti dale la bienvenida y date la oportunidad de sentirla y obsérvala como es, pregúntate ¿Dónde la sientes?, ahora, siente tu cuerpo y localízala, ¿En qué parte del cuerpo la sientes? Déjala estar… cualquier cosa que venga, así sin etiquetas, ni buena, ni mala, simplemente es. Fluye con la emoción, si vienen lágrimas, furia, dolor, déjalos estar ahí contigo y respira, respira profundo y conscientemente dale la bienvenida a lo que estás sintiendo y acompáñate. Permítete ese momento pues eres el espacio abierto a todo lo que sucede, confía en que tienes la capacidad de sostenerte y de estar ahí para ti mismo, recuerda que las emociones son energía y así como llegan se van, déjalas estar el tiempo necesario, confía y suelta…

No te enredes en la historia mental del porque te sientes así, solamente suéltala,  simplemente déjala ir como una nube pasajera en el cielo, estamos simplemente sintiendo… respirando… sintiendo… verás lo que sucede.

No resistas el momento, permítete ser ese espacio de conciencia que todo permite, que todo acepta, ese espacio de no resistencia a lo que es.

Tal vez al principio esto no sea tan fácil, no importa. Poco a poco irás aprendiendo a darte la oportunidad de sentir y de ver lo sanador que es cuidar de ti.

Nuestra grandeza es infinita siendo uno con la presencia amorosa que todo contiene, que todo acepta, que todo ama.

….

MAJO

2 comentarios
37 Me Gusta
Publicación anterior cita de Rupert SpiraNext post: cita de Jorge Lomar

Related posts

Comentarios

  • Rosmary Rodriguez

    marzo 6, 2019 at 5:44 pm
    Responder comentario

    Post...muy interesante ,motivador me ayuda para sobreponerme cuando estoy muy sumergida en mi desaliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *