fbpx

Una oportunidad

¿Cuántas oportunidades tienes para experimentar tu vida?

Podría ser que tu primera respuesta sea, UNA. Una vida, una oportunidad. O podría ser que tu respuesta sea SIEMPRE, esa es la que yo elijo. Siempre tengo una oportunidad de experimentar la realidad de lo que yo llamo «mi vida».

Cada segundo ofrece esa oportunidad, la vida, sucede… La experiencia de ella sucede en mí, y yo elijo la forma en la que la experimento.

Puedo hablar desde mi experiencia lo que observo que sucede en mí, estoy pasando por un momento de mi vida en la que experimento sentimientos de gran tristeza, experimento dolor en el pecho, en el estómago, mis manos tiemblan. Mientras esto está pasando en mi cuerpo, lo reconozco, y me detengo a observar mis pensamientos, me doy cuenta de que estoy pegando esos pensamientos a las sensaciones de mi cuerpo y entonces hago una pausa en los pensamientos y los separo de los sentimientos. La sensación permanece, se queda más tiempo, va y viene, a veces más intensa, a veces sólo está presente, a veces se va por un tiempo mas largo; lo que no permito es seguir contándome la historia.

¿Cómo lo hago? Les voy a contar algo que aprendí de mi sobrina y mi hermana Margarita, ellas utilizan una palabra para poner fin a cualquier conversación que tengan en las que alguna de las dos empiecen a experimentar que pierden el control, la palabra es WAFFLES entonces si la conversación o lo que estén haciendo se sale de control, alguna dice: Waffles, e inmediatamente se hace silencio, cambian la plática o dejan de hacer lo que estaban haciendo.

Eso hago, me cacho contándome historias, y sintiendo en consecuencia de ellas, lo que haya pasado es real, está sucediendo, y no puedo cambiarlo, pero si puedo decir «waffles», en realidad yo me digo «historias» y dejo de pensarlo, sólo lo siento… Y entonces lo acepto, el sentimiento se vuelve sólo una sensación en el cuerpo, no es agradable pero la acepto y me rindo a la sensación y la dejo permanecer por el tiempo que esté, lo que he notado es que cada aceptación merma la «fuerza», por decirlo de alguna manera, de lo que sentía. Esto lo aprendí en un retiro de Rupert Spira; no es una técnica para evadir lo que sientes o para evadir la realidad, si lo evades seguirá presente, es una técnica de ACEPTACION, de rendición a lo que ES, y en mi experiencia es lo único que tiene sentido.

La situación que estoy viviendo, no va a cambiar, lo único que cambia es la actitud con la que estoy experimentando esto que estoy viviendo. La experiencia es una oportunidad para experimentarlo desde un lugar de paz y de entrega y sobre todo para ser congruente.

¿Cuántas veces tengo esta oportunidad?… ¡Todas!

Mateo dijo «El mundo sucede en Mí» y creo que esta frase es una bomba nuclear para despertar. Estar consciente de ello, puesto que todo es como es, espontáneo y sin control; me permite observar que los pensamientos suceden de esta misma manera, y soy capaz de no darles fuerza como historias para experimentar la realidad desde el amor.

Te invito a que hagas este ejercicio, que estés pendiente de lo que sucede en ti y experimentes la vida desde esta oportunidad.

….

MARU

0 comentarios
15 Me Gusta
Publicación anterior Cita de Swami VivekanandaNext post: MAS ACA DE LO EVIDENTE

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *